Se encuentra usted aquí

Inicio

Manifestaciòn

Deja aun lado los er

Confia en Dios y el te Guiara

No desmayes..

Salmos 31

Te aconsejo que avives el fuego

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios
que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no
nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de
amor y de dominio propio.»
2 Timoteo 1:6,7
Miremos cómo estas tres cosas produjeron la valentía en
David que lo llevó a resistir cualquier intimidación que enfrentaba.
Poder.
Él conocía a Dios y sabía que era más grande y
poderoso que cualquier cosa que pudiera enfrentar
Amor.
Él amaba a Dios más que así mismo.
Dominio propio.
No se movería hasta que tuviera la palabra o la mente del Señor, no importa cuán grande fuera la presión.
Cuando nuestro espíritu está lleno con el poder, el amor
y la palabra del Señor, no caeremos presas de la intimidación.
No es simplemente una de esas virtudes, sino la combinación
de las tres la que nos sostiene..